top of page

Diseño Incluyente

La exclusión, no la inclusión, ha sido un pilar del diseño

La idea detrás del diseño inclusivo es que no debería haber una persona predeterminada en el centro del diseño; la mayoría de veces, el hombre cisgénero blanco heteronormado. En su lugar, las piezas angulares para el diseño exitoso es abordar las necesidades de cada usuario potencial. En lugar de iniciar con el grupo privilegiado, como regularmente se hacía, comenzamos con las poblaciones más marginadas y excluidas. De esta manera, se obtiene un diseño que beneficia a todas y todos.

Un ejemplo: cuando se diseña para personas con discapacidad permanente, se logra un diseño que beneficia universalmente a todas las personas. En otras palabras, las rampas en los edificios no solo apoyan a personas con silla de ruedas, también lo hacen a ciclistas, carreolas, mudanzas, bicicletas, etc.

Algunos ejemplos de exclusión a través de la historia han sido:

  • Asistente de voz de Apple: Si tenías un paro cardiáco podría auxiliarte, pero si comentabas que habías sido víctima de violación la respuesta de Siri era: “No sé lo que quieres decir con ‘fui violada’’”.

  • Apps de mapas: Era imposible para muchas mujeres obtener respuesta sobre aquellas rutas que eran más seguras para transitar, adicionales a las más rápidas.

  • Revisión médica para ITS/ETS: Los paquetes para checkups médicos de enfermedades de transmisión sexual para hombres regularmente no incluyen clamidia, por no ser común en un hombre heterosexual, cuando la enfermedad puede ser más común en los hombres LGBT+.

  • Sistemas de monitoreo de salud de Apple: El sistema rastreaba presión, medidas tomadas, alcohol en sangre, incluso consumo de molibdeno y cobre. Pero Apple olvidó algo crucial para toda mujer: un rastreador de períodos menstruales.

Eliminando al hombre como referencia

La exclusión, no la inclusión, ha sido un pilar del diseño. Ya sea que se trate de diseños de oficinas, maniquíes de pruebas de choque, ensayos clínicos de medicamentos o incluso investigación médica, el mundo ha sido diseñado para satisfacer las necesidades de un tipo particular de persona: hombres blancos, jóvenes y sanos con un estilo de vida de Europa Occidental o América del Norte.

En el caso de México, esta referencia excluye a más del 80% de la población, al enfocarse a gente blanca, al 55% de la población de mujeres, al enfocarse a hombres, al 6% de la población LGBT, al enfocarse en heterosexuales, y la lista continúa.

Los sistemas de talento no han sido inmunes a este arquetipo. Pero, si bien garantizar un enfoque homogéneo en teoría parecería garantizar la equidad, la coherencia y la eficiencia, hace justo lo contrario. Aunque las organizaciones se han vuelto más globales, los sesgos inconscientes que favorecen a los hombres blancos heteronormados han persistido. Como resultado, la desigualdad continúa afectando a las organizaciones, particularmente cuando se trata de acceso, oportunidades, apoyo y recompensas.

¿Cómo pueden las organizaciones solucionar este problema? Con diseño inclusivo

Entonces, ¿cómo podemos asegurarnos de que los sistemas de talento están diseñados para ser inclusivos y no exclusivos? Podemos aplicar los siguientes cuatro principios de diseño inclusivo para asegurarnos que la organización incluye todas las diferencias.

1. Definamos el concepto de igualdad para la empresa

2. Erradiquemos las desigualdades

3. Aprendamos sobre diversidad en la organización

4. Generemos diseños inclusivos que beneficien a todas y todos

29 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page