top of page

Tres errores de terror de las startups

¿Qué pasa cuando olvidamos el objetivo de la adquisición de talento?


Giles (1991) alguna vez unió en una metáfora la estrategia y la música. Cuando un coro canta una pieza, mira a la misma dirección y sigue el mismo tempo; el resultado es algo bueno. Ahora bien, si la obra es buena, la dirección es excelente, la técnica correcta y el tempo adecuado, el resultado es impresionante.

Según la metáfora de Giles, la pieza es la estrategia, mientras que la calidad del canto –la dirección, la técnica y el tempo– es la implementación.

Pero cuando hablamos de startups y empresas familiares, se agrega un factor adicional no contemplado por Giles: la improvisación de un sistema complejo y viviente, mucho más parecido a una banda de jazz, donde la mirada de los músicos debe estar atenta a todos los cambios para que la melodía no se convierta en la banda sonora de una película de terror.

No obstante, esto no justifica la falta de liderazgo situacional y procesos de onboarding en empresas de crecimiento acelerado como lo son las startups.

Los siguientes 3 errores, en los que incurren muchas startups en un ambiente de fast pace, pueden hacer que la banda sonora se extravíe en algún punto de la película...

  1. Olvidar los ensayos y la práctica: Onboarding

Recuerdo perfectamente escuchar por una directora de Talent Engagement de una renombrada startup que las y los candidatos no necesitan procesos de onboarding a nuevos puestos. Mucho menos deben esperar que se les comuniquen sus métricas y objetivos. Es más, procedió a enlistarme las credenciales de las startups en su haber profesional. ¿Pueden imaginar esto?

Evidentemente tomé nota de las mismas empresas para poder ver de dónde huyen las y los candidatos hoy en día en el mercado. Pero procedamos a entender lo alarmante de esta declaración. Si no hay métrica ni objetivos, ¿para qué se contrata?

Precisamente este ha sido el dolor de cabeza de varios de los nuevos unicornios y ‘soonicorns’. Contratar sin un objetivo claro o bien tener claro el objetivo y no comunicarlo. ¿Te suena básico? Pues la mayoría de empresas que crecen a ritmo acelerado lo olvidan.

No creamos que los resultados de una banda de jazz son producto de la casualidad. Cada miembro del grupo conoce los objetivos de su instrumento y las necesidades de la melodía para que suene espectacular. Pero esto sólo es el resultado de horas de práctica y ensayos en conjunto. Algo similar a un correcto proceso de onboarding que esta experta en talento cree innecesario. Su recomendación es más propia de una película del terror que nadie quiere vivir.

  1. Casting eterno: rotación alta

Si bien el puesto de la directiva se enfoca en el engagement del talento, se le olvida este objetivo clave en todo departamento de Recursos Humanos. Imagina por un momento que tu objetivo como departamento de atracción de talento esté totalmente desvinculado al de la permanencia del talento en la organización.

Esto es común en organizaciones en las que Recursos Humanos no hace la sinergia necesaria con Adquisición de Talento, un error fomentado por las y los profesionales de atracción de talento, que olvidan que ser una startup no exime de tu responsabilidad como empresa empleadora.

¿Puedes imaginar el efecto que tiene dentro de una banda de jazz tener que reponer constantemente al talento? Implican horas de ensayo tiradas a la basura, ya que los ensayos en conjunto son los que provocan que el ecosistema complejo funcione como un sistema viviente. Tener una rotación alta y un compromiso del empleado bajo simplemente generará tener departamentos zombies, muertos vivientes.

  1. Violar los derechos a regalías: Compliance con documentos

Durante la conversación pude compartirle que hace algunos años había hecho una mapeo de talento sumamente extenso, vendido a una agencia muy importante de investigación de mercados. Fue durante el periodo que trabaje en una agencia de cazatalentos. Su primer respuesta fue: "Dime que te robaste el documento, compártelo".

Estimada y estimado colega: Recuerda que todo documento creado como herramienta de trabajo para una organización pertenece a la misma. Llevar contigo documentos confidenciales de la organización a la que perteneciste es un grave problema de compliance. Es el equivalente a llevarte la trompeta o saxofón de una academia a la que ya no perteneces.

Desafortunadamente muchas startups que están siendo fondeadas ignoran estos temas debido a que no son escudriñadas por las auditorías que tienen las empresas públicas. Sin embargo, si el objetivo es llegar a ser una exitosa marca empleadora, la corrupción y el robo de documentos no son una opción. Mucho menos en el departamento de Atracción de Talento, que es la primera cara que ven las y los candidatos.

Evítate la película de terror y sigue estos 3 consejos:

  1. Onboarding: el proceso de incorporación es el más importante. Sin embargo, sin objetivos claramente comunicados, no se puede lograr.

  2. RRHH y Aquisición de Talento son un equipo: se deben generar objetivos en común, incluyendo la rotación al mínimo.

  3. Compliance: utilizar documentos de tu empresa anterior no es ético ni un motivo que deberías estar promoviendo.

Nota: Existen startups que realmente se preocupan por las y los colaboradores. Estas ven grandes resultados en sus marcas empleadoras.

No dudes en contactarnos para poder desarrollar políticas que prevengan y sancionen este tipo de prácticas. En Orduña Talent Services tenemos personal experto en el área de Compliance y RRH que te darán soporte especializado

Este artículo fue publicado en EGADE Ideas

19 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page